Tomado de DW

Las acciones de protesta en contra del carbón y ocupación de minas en Alemania sorprendieron a los activistas colombianos.

Activistas de La Guajira (Colombia) participaron en un coloquio en Colonia para dar a conocer la situación de la mina del Cerrejón, la más grande a cielo abierto en América Latina.

La mina de carbón del Cerrejón en Colombia, con una extensión de 69.000 hectáreas, es la más grande a cielo abierto en América Latina. Explotada por un consorcio transnacional formado por BHP Billiton, Glencore y AngloAemica plc hasta el 2034, la mina está situada en La Guajira, en territorio del pueblo indígena de Wayuu, entrando en conflicto con las comunidades que habitan en la zona.

Más información:

– Ayuda al desarrollo: ¿Un negocio?

– Continúan las protestas contra la minería en Alemania

En una presentación que se llevó a cabo en Colonia el pasado lunes (03.07.2017), activistas colombianos dieron a conocer las consecuencias que ha producido la explotación de la mina. Samuel Arregocés, Consejo Comunitario de negros ancestrales de Tabaco, vivió el desalojo forzado de su comunidad en 2001. A pesar de que la Corte Suprema de Justicia colombiana ordenó su reubicación, él asegura que llevan “15 años exigiendo a la empresa El Cerrejón que relocalice a la comunidad”.

Infografik Karte Kolumbien La Guajira Siapana SPA

La Guajira es una de las principales zonas extractivas de carbón del país.

Otros impactos son la alteración del clima y la contaminación del aire y del agua del río Rancheria, explicó Jackeline Romero, del colectivo Fuerza de mujeres Wayuu, recordando que se ha vulnerado el derecho fundamental de consulta previa en el proyecto de desviación del afluente arroyo Bruno. “Siempre se ha permitido que la empresa Cerrejón viole los Derechos Humanos de las comunidades que se encuentran en esta zona”, lamentó Catalina Caro, de la organización popular ambiental Censat Agua Viva.

Compartiendo resistencias

Con el objetivo de denunciar esta situación e intercambiar conocimientos y experiencias con los protagonistas y organizaciones de resistencia al carbón en Alemania, los activistas colombianos visitaron Berlín, Múnich, Leipzig y Münster, entre otras ciudades, en el marco de la gira ‘Paremos la mina’. “No sabíamos que la resistencia era tan fuerte”, aseguró Caro.

La idea de la gira surgió tras una visita de la red “Coordinación federal de internacionalismo” (Bundeskoordination Internationalismus) de Hamburgo a la Guajira, a principios de este año. Además de las ciudades, los activistas también visitaron las minas de carbón que se encuentran en Lausitz donde pudieron hablar con los afectados. “Es una situación similar, la empresa va ahí a dividir a las comunidades, a ofrecerles empleo a unas familias y compra a unos a mayor precio y a otros no”, explicó Arregocés mostrándose sorprendido por la situación. “No estamos solos, es una lucha global, creemos que aquí en el Norte no sucede esto pero en Alemania el número de comunidades afectadas son 300”, añadió.

Kolumbien Aktivisten (DW/J. Alonso)

Los activistas colombianos ofrecieron una charla en Colonia antes de viajar a Hamburgo para participar en la cumbre alternativa del G20.

Mientras en Alemania existe una “política de transparencia de información a informes públicos, la Guajira tiene ‘veda militar’”, recordó Caro que se mostró sorprendida con las ocupaciones de zonas mineras que organiza el colectivo alemán ‘Ende Gelände’, algo que en Colombia no es posible ya que “los activistas se juegan la vida”.

El punto final de la gira fue Hamburgo donde el colectivo llevó a cabo este miércoles (05.07.2017) un taller en el marco de la Cumbre de Solidaridad Global, la cumbre alternativa al G20. “Nos vamos con muchas expectativas de fomentar debate”, avanzó la representante indígena que se mostró fascinada con las experiencias sobre energías alternativas, como la solar, que podría implantarse en La Guajira.

En este sentido, Caro también subrayó la visita a una granja ecológica cerca de Leipzig de la que se pudieron obtener “ideas para pensar en la transición energética en el Cerrejón, en cómo vivir sin carbón”, sugirió.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook125Share on Google+0