Así se decidió en una sesión de la comisión en el municipio de Albania, a la que no asistieron los ministros invitados.

Con una proposición que se presentará en la Cámara de Representantes para que el gobierno revoque la licencia que se le otorgó a Cerrejón para desviar el arroyo Bruno, concluyó la sesión de la Comisión Segunda en el municipio de Albania en La Guajira.

La presidenta de la comisión Aida Merlano, representante del Atlántico, aseguró que la comunidad quiso darle prioridad al tema y el gobierno nacional debe escuchar estas voces en contra, las cuales, según dijo, deben primar sobre cualquier otra razón.

Agregó que el Gobierno Nacional debe cuanto antes implementar las estrategias que permitan superar la crisis humanitaria que vive La Guajira, departamento en donde este año han muerto 28 niños por desnutrición, a pesar de estar cobijado con unas medidas cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Cada uno de los participantes  en sus intervenciones, además de llamar la atención del Gobierno Nacional por el abandono histórico en que está el departamento, se refirió a este tema, a pesar que en la agenda estaban otros como la desnutrición, el agua y la seguridad.

En la sesión estuvo Lorenza Pérez Pushaina, la autoridad tradicional wayuu que interpuso una tutela ante el Tribunal Contencioso Administrativo de La Guajira para frenar la desviación del arroyo Bruno y cuyo fallo suspendió por un mes los actos administrativos de Corpoguajira en los que autoriza la intervención de este cuerpo de agua.

“Me tocó a través de un abogado presentar esta tutela, porque ya estamos cansados por los atropellos de Cerrejón durante muchos años y esperamos que en este mes podamos parar esa maquinaria”, indicó en wayuunaiki.

Adelaida Vangrieken, una wayuu de Albania, aseguró que la política nefasta del Gobierno Nacional, ha traído miseria a La Guajira. “Esta siempre fue una tierra fértil, donde había autonomía alimentaria, porque las familias se dedicaban al pastoreo, la agricultura y la ganadería, pero hoy nos da vergüenza que tenemos que depender de un saco de comida que solo trae algo de arroz, un litro de aceite y una harina que no sabemos para qué sirve”, manifestó de manera airada.

La líder indígena agregó que el arroyo Bruno no debe desviarse porque es una de los principales afluentes del río Ranchería. “Antes yo me tiraba de un árbol al río y ahora nuestros hijos no pueden hacerlo porque no tiene agua. Tampoco conocen animales como la nutria, que antes la veíamos todo el tiempo y es porque ya no existe”, indicó.

“La ausencia de los ministros es una falta de respeto”: representantes

Como una falta de respeto con el pueblo guajiro, calificó la representante a la cámara Aida Merlano, la ausencia de los ministros y funcionarios del gobierno nacional invitados a la sesión en el municipio de Albania.

A la sesión solo asistieron la directora del ICBF Cristina Plazas, el subdirector de Prosperidad Social Nemesio Roys y el director de Migración Colombia Christian Kruger Sarmiento, a pesar que   fueron invitados también los ministros de Salud, Educación, Hacienda, Medio Ambiente, Vivienda, Agricultura, el director de Anla, de Planeación y el procurador general.

“Ni siquiera vinieron viceministros, sino otros funcionarios o asesores, lo que demuestra falta de interés con la problemática de esta región”, aseguró la congresista.

Por: SANDRA GUERRERO BARRIGA

Tomado de: EL HERALDO