Támesis

16 al 17 de septiembre de 2017

Volvimos al municipio de Támesis, para realizar un encuentro con Acuatámesis, asociación de acueductos comunitarios que está articulada al COA. De esta forma pudimos identificar el manejo comunitario del agua como una alternativa al desarrollo y una propuesta histórica para la construcción de paz. Esta vez el encuentro fue en el Hogar Juvenil.

Iniciamos la Escuela con una pequeña presentación y la mística, en la cual los y las participantes reflexionamos acerca de los sentidos, significados y usos del agua en los territorios, dejando en claro que todos tenemos una conexión con el líquido vital. Esto nos permitió considerar las dimensiones de las aguas, que son múltiples y refieren a la complejidad de la misma. Nos referimos a las dimensiones físicas, histórico-biológicas, simbólicas y estéticas, culturales, de uso y económicas. Así mismo hablamos de los usos y costumbres del agua, sobre todo analizando lo que ella significa en zonas y momentos de abundancia y sequía; y las afectaciones directas al agua desde todas las formas de extractivismo en el territorio

Luego sacamos nuestros dotes artísticos haciendo una representación teatral de dos cuentos que hablaban sobre los procesos privatización del agua. Es decir, representamos algunas formas de quitarnos y despojarnos el acceso al líquido vital como la privatización por la fuente o por la gestión, lo que nos llevó a conectar la sesión anterior de economía verde, pero también a plantear la gestión comunitaria del agua como una alternativa real y tangible del poder popular para la soberanía de los pueblos.

La mañana siguiente, mientras jugábamos para conectarnos comunicativamente; nos dispusimos a caminar a la bocatoma de uno de los acueductos comunitarios de Támesis, junto a Gonzalo Pérez, campesino defensor de la gestión comunitaria del agua. Él nos guió por la vereda, contándonos sobre la vida de Támesis, el proyecto nacional de ley propia para la gestión comunal del agua, los riesgos que hay en el departamento de Antioquia por los planes departamentales de aguas para la prosperidad que buscan dar a las grandes empresas la gestión de las aguas porque supuestamente son “más eficientes”. Estos planes se vienen desarrollando en municipios como Río Negro.

Esta visita nos permitió conocer un acueducto que toma agua de un pantano y ha diseñado formas de captación y potabilización del agua de formas más ecológicas y libres de químicos, puesto que a través del intercambio de saberes los acueductos en Támesis han logrado mejorar las técnicas para la captación del agua a través de la filtración de arenas y piedras. Finalmente volvimos al Hogar Juvenil para reflexionar sobre la gestión del agua de forma comunal y el derecho de acceder a la misma.

En las horas de la tarde tuvimos un taller de comunicación, el cual fue dirigido por Camilo Gaviria, integrante de la Casa Cultural Anarquista El Hormiguero y el colectivo de comunicación Creación Libertaria. Camilo nos hizo una explicación sobre el poder de los medios, las formas de comunicación que emplea el poder, pero también sobre otras formas de transmitir información que han hecho las comunidades y procesos sociales. Así mismo nos hizo una explicación sobre los aspectos técnicos de la grabación de vídeos, la cual aplicamos para referirnos a nuestros procesos investigativos.

Practicamos lo aprendido haciendo titulares y resúmenes de prensa y articulando estos saberes sobre comunicación para la investigación comunitaria. De ahí que cada grupo hiciera un pequeño guión y organizara la producción de un microclip contando algún aspecto que considerara relevante para el proceso investigativo. Finalmente, aunque sin proceso de edición, cada grupo mostró el trabajo realizado y recibió sugerencias de Camilo y el resto de sus compañeros y compañeras.

Finalmente la Escuela se enfocó en avanzar con el proceso de investigación comunitaria. Cada grupo socializó los avances que hizo durante el tiempo que hubo entre escuelas, contó lo que habían dicho sus procesos sociales frente a la investigación y comentó algunas propuestas y hallazgos que hicieron en sus intercambios con otras personas. Así mismo, se trabajó en la definición de los objetivos de la investigación y el posible camino a seguir.

La sesión concluyó con la evaluación de la jornada, la adquisición de nuevos compromisos para avanzar en la investigación y la definición de las nuevas fechas de escuela. Así como con una mística de cierre, orientada por uno de los participantes del resguardo La Mirla, quien está en proceso de formación para ser Jaibaná e hizo una pequeña limpieza espiritual para armonizar la jornada.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0