Rechazo a construcción de hidroeléctrica en la Sierra Nevada de Santa Marta Foto: Archivo Particular

Tomado de SEMANA

Comunidad indígena y campesinos de la zona se oponen a que el proyecto siga adelante porque afectaría la flora y la fauna.

En Colombia todo proyecto, obra o actividad que involucre y/o afecte las comunidades indígenas debe ser consultada previamente con ellas. Esto con el fin de preservar su cultura y tradición ancestral. Sin embargo, los habitantes del resguardo Kogui – Malayo – Arhuaco parecen estar diciendo que no, antes de que se les consulte, al proyecto de  construcción de una hidroeléctrica sobre la margen derecha del río Don Diego, cerca al parque Nacional Natural Sierra Nevada.

Y es que según ellos y líderes campesinos de la zona, la ejecución de dicha obra afectaría directamente la fauna y la flora porque intervendría la principal fuente hídrica del sector, pese a que en lo poco que se conoce del proyecto no hay evidencia de que se vaya a construir en la parte que está declarada como resguardo indígena. Por tal motivo, cientos de ellos bajaron de la sierra a la carretera Troncal del Caribe el 26 de noviembre para hacer una movilización pacífica en contra de su continuidad.

El proyecto, diseñado por Elemental SAS todavía no ha tramitado permisos ambientales en Corpamag o la ANLA, según le manifestó el Ministerio de Ambiente a Semana.com, por tanto dichas entidades no pueden saber los perjuicios que causaría su ejecución sobre el bosque.

Según Rogelio Mejía Izquierdo, gobernador de la comunidad arhuaca del Magdalena y La Guajira, los pueblos indígenas no quieren que se realice la hidroeléctrica porque afectaría el caudal de río y el sistema cultural y social. “Todos saben que sí afectaría el medio ambiente, siendo la Sierra Nevada de Santa Marta uno de los ecosistemas más importantes del país”.

 

 Pese a que no se ha hecho consulta previa, los líderes campesinos e indígenas manifiestan que sí ha habido acercamiento por parte de personas que les han dicho que le proyecto beneficiaría a la comunidad porque generaría empleo y los beneficiaria.

Semana.com intentó comunicarse con el gerente de Elemental SAS, Pablo Agudelo, pero no fue posible, sin embargo, en entrevista con la W Radio manifestó que la hidroeléctrica está en etapa de estudio y luego de analizar la zona buscaron una que estuviera fuera de los resguardos indígenas y que han hecho reuniones y socializaciones en el área de influencia.

“Nos dijeron que  iban a dar garantías, que iban a construir carreteras, que le iba a dar a la comunidad unos 150 empleos y que la gente se iba a beneficiar mucho porque le iban a dar 334 millones de pesos anuales. Pero nosotros no queremos eso porque queremos preservar el agua y la naturaleza, no queremos que se contamine el agua”, dijo Amilcar De Jesús Orrego Pérez, líder campesino.

Por otra parte,  Parques Nacionales Naturales de Colombia manifestó que no tienen información formal sobre el proyecto y que por tal motivo no puede pronunciarse al respecto.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook412Share on Google+0